top of page
Buscar

Propiedad horizontal, Junta de propietarios

La propiedad horizontal se refiere a una forma de organización de bienes inmuebles en la que un edificio o conjunto de edificaciones se divide en unidades independientes (como apartamentos, locales comerciales u oficinas) que pertenecen a diferentes propietarios. Cada propietario tiene derechos sobre su unidad individual y, al mismo tiempo, comparte la responsabilidad y el uso de áreas y servicios comunes, como pasillos, ascensores, áreas verdes y más. La Junta de Propietarios es un órgano de gobierno y toma de decisiones en una propiedad horizontal. Esta junta está compuesta por los propietarios de las unidades que conforman el edificio o conjunto de edificaciones. La Junta de Propietarios tiene responsabilidades y poderes para tomar decisiones relacionadas con la administración, el mantenimiento y el funcionamiento general del edificio y las áreas comunes. Algunas de las funciones de la Junta de Propietarios pueden incluir:

  1. Elección de Representantes: Elegir a los representantes que formarán parte de la Junta, como el presidente, vicepresidente, tesorero, secretario, entre otros.

  2. Toma de Decisiones: Tomar decisiones importantes relacionadas con la administración y el funcionamiento de la propiedad, como presupuestos, gastos, mejoras, mantenimiento, seguridad, etc.

  3. Establecer Reglas y Normativas: Definir reglas y normativas internas para el uso de áreas comunes, comportamiento de los propietarios, horarios, entre otros.

  4. Aprobación de Gastos: Aprobar los presupuestos y gastos necesarios para el mantenimiento y mejoras de las áreas comunes y la propiedad en general.

  5. Elección de Administrador: Elegir un administrador o empresa de administración que se encargue de la gestión diaria y ejecución de las decisiones tomadas por la Junta.

  6. Resolución de Conflictos: Resolver conflictos y disputas entre propietarios, así como tomar medidas para mantener la convivencia armoniosa en la propiedad.

  7. Convocatoria de Reuniones: Convocar reuniones periódicas de la Junta de Propietarios para discutir asuntos relevantes y tomar decisiones.

La Junta de Propietarios es un elemento clave en la propiedad horizontal, ya que asegura la participación y colaboración de los propietarios en la toma de decisiones que afectan a la comunidad y al edificio en su conjunto. Estas decisiones pueden tener un impacto directo en la calidad de vida y el valor de las propiedades en la propiedad horizontal.



bottom of page